viernes, octubre 17, 2014

Del presente y el futuro

Un suspiro agonizante me recibe en la mañana
El coñísimo'esumadre, otro día más sin agua
La respuesta del gobierno, con cara de seriedad:
"Es El Niño, el imperio, que no nos deja gobernar"

Ya son varias las farmacias que recorro en la ciudad
En todas me responden "vaya a otra, aquí no hay"
Le preguntan al gobierno "que van a hacer al respecto?"
"Es un golpe económico que obliga a estarse quieto"

Nos dicen que la industria está a full capacidad
Pero en los supermercados todo es marca "no hay"
Ahora captahuella para controlar lo que compramos
Será que para papel usaran los insterticios del ano 

Guerras inventadas no harán mella en nosotros
Discursos aberrantes van dirigidos a otros
Sigamos adelante sin perder el camino
Para poder en el futuro retomar nuestro destino

miércoles, octubre 15, 2014

Cómo odio al imperio!

Mi cédula me pide en el mercado el cajero
"Ya compré papel hace días" pienso haciéndome el serio 
Un "Jum" resopla de su boca, "el papel no va, mi viejo"
Me tocará lavarme el c&€#. Cómo odio al imperio!

La cabeza me pica, como nieve cae del pelo
Lo que he conseguido es un champú amarillento
"Chernobyl" dice el pote cuando leo donde fue hecho
Mientras me lavo la cabeza pienso: "Cómo odio al imperio"

Cuando tengo el jabón, el agua no sale del suelo
Cuando el agua sale del chorro, el jabón es solo un sueño 
Cuando el agua y el jabón se encuentran, gran misterio
Ahora se me fue la luz, cómo odio al imperio!

viernes, octubre 03, 2014

Guerras perdidas

Desde que se inició el actual gobierno, se hizo presente una "orwellización" furibunda (ya escribí en detalle al respecto). Así, hemos estado sometidos a una guerra mediática gracias a la cual el gobierno ha logrado sobrevivir ante el escrutinio de sus mas fanáticos seguidores. Según ese método, no existe un solo hecho producto de la ineficacia e ineficiencia del gobierno que no sea culpa de un enemigo externo, que opera en suelo patrio a través de zombies que traicionan a diario su identidad nacional a cambio de una foto con mickey mouse. Para cada error del gobierno, de inmediato se declara la existencia de una guerra en proceso y en contra del mismo. Así, las fallas eléctricas no son producto de la ineptitud gubernamental, sino de las guerras energética y zoológica. El aumento del dólar y el desabastecimiento no tiene nada que ver con un control cambiarlo absurdo y una corrupción campante, no; es producto de una guerra económica que sostiene "el Imperio" contra nuestro país, porque seguramente consideran que Venezuela, con las políticas económicas que implementa, terminará siendo una potencia que los desplazará llevándolos a la miseria absoluta. La delincuencia campante no tiene su centro en un estado de indiferencia absoluta, en una unión bastarda entre los delincuentes con la policía y las fuerzas armadas, ni en un estado de indefensión legal abrumador. No. La inseguridad es un producto mediático generado en los laboratorios de guerra sucia del "Imperio", donde se enfilan los cañones en contra del pueblo revolucionario.

Pues bien. Asumiendo que todo eso fuera realidad, lamento tener que informar que a pesar de todos los esfuerzos del gobierno, la inversión de millones de asquerosos dólares imperialistas, y el apoyo de países hermanos, estamos perdiendo todas esas guerras. Las estamos perdiendo, porque a pesar de que han tomado militarmente las instalaciones eléctricas, con lo cual aseguraron que eliminarían la injerencia extranjera, los animales siguen en su insidioso afán de echar por tierra todos los esfuerzos magnánimos del gobierno en pro de la recuperación del sistema eléctrico. A pesar de que se declaró que se "torcería" el brazo al dólar paralelo gracias al fortalecimiento de nuestra moneda nacional producto de la implementación de medidas económicas apropiadas, el dolar afroamericano rebasó la barrera de los 100 bolivares y el desabastecimiento y aumento de los productos, junto con la destrucción de la industria nacional es el resultado de los ataques teledirigidos de la ultraderecha macabra que ha logrado abatir a los mas furibundos economistas revolución aristas. Y la inseguridad... La inseguridad no ha podido atacarse porque los bastardos antirevolucionarios han logrado entrar en las mentes del pueblo a través de los decodificadores de DirecTV, inoculando la semilla de la irrealidad en cada uno de sus miembros.

"Guerra avisada no mata soldado" reza el popular refrán. Si ya se sabe que es guerra, y quien la esta haciendo, solo una excelsa ineptitud operacional puede evitar que se responda, como en los principios de la guerra, con la misma fuerza. Ya lo dijo Sun Tzu: el enemigo que actúa aisladamente, que carece de estrategia y que toma a la ligera a sus adversarios, inevitablemente acabará siendo derrotado. De nada vale la insultadera, la amenazadera, si no se toman acciones reales. Claro está, para tomar medidas reales, la guerra debe ser real, el enemigo debe existir, y el resultado de las acciones debe ser palpable. De resto, mientras exista la guerra como excusa y caigamos en la trampa de no reaccionar como si estuviéramos inmersos en dicho conflicto bélico, lo cual se traduce en exigir muestras de avance en el camino hacia la victoria absoluta, seguiremos siendo el pueblo del país vencido.

miércoles, septiembre 24, 2014

La verga de Maduro

Qué hubiese pasado si en lugar de Rodrigo de Triana, el que hubiese visto tierra hubiese sido Nicolás Maduro. Quizás quien lee estas lineas se preguntará como llegué a esa interrogante? Pues bien, a pesar de no haber sido un camino corto ni fácil, pues si fue casi obligado.

Cada día que pasa, en Venezuela nos vemos sometidos a declaraciones y acciones de parte de los miembros del gobierno que no hacen mas que generar inmensa impresión en mi. Primero, todo es culpa de "un imperio" (porque ya las cosas exceden la capacidad de El Imperio). Luego, todo es guerra: si falta desodorante, es guerra olfativa; si falta papel toale, es guerra escatológica; si falta tiempo, es guerra cronológica, y así para todo hecho. En fin, que aparte de lo mal que me siento pagando por leer una prensa que siempre trae las mismas (malas) noticias, las mismas absurdas declaraciones, me siento peor de ver que cada vez nos tratan como los propios estúpidos, tratando de convencernos de que ahora que somos ecosocialista, es mejor que no haya agua ni jabón ni champú ni desodorante para que protejamos a los delfines, por ejemplo. Así, he pasado horas analizando si es que el problema soy yo, pero no he encontrado nada que me indique que es ese el problema, pero ese análisis me llevó a concluir que el problema es que este gobierno llegó cientos de años tarde. Veamos el detalle...

Imagine que el socialismo es un barco, que transporta a un grupo de exploradores que buscan expandir su terreno en busca de tesoros. Ese barco, socialismo, atraviesa mares y océanos de dificultades, y cuando esta a punto de formarse un "huelemelalpargata" a bordo porque no se soportan entre los pasajeros del socialismo, quien va en la verga divisa tierra, una tierra virgen, y se enrumban a su conquista. Al llegar, los habitantes de esa tierra virgen, llena de alegría, amor, tranquilidad y muchos recursos, quedan impresionados con el socialismo, porque es la primera vez que lo ven. Sin tener mas remedio, aceptan su llegada, y sus miembros, viendo todo el oro y joyas que tienen sin saberlo, comienzan a engañarlos para hacerse de todos sus tesoros. Así, van inventando historias, para convencerlos de que es importante para ellos recibir espejitos por joyas, y en lo que los locales se dan cuenta que los socialistas los engañan, ya es tarde porque el sistema de represión del socialismo ya ha sido instaurado en esa tierra, siendo sometidos a persecución, tortura y hasta la muerte todo aquel que se opone a los socialistas. Así, pasan los años, y los socialistas van acabando con todos los locales, hasta que solo ellos quedan.

Una expresión común en Venezuela es "la verga de triana". Esta expresión, en las dos versiones que conozco, tiene como base común el concepto de "verga", que en argot marino son las encargadas de aguantar las velas de un barco, y por su función deben ser muy resistentes. Una de las versiones relata que la expresión se refiere al lugar donde Rodrigo de triana se encontraba cuando divisó al nuevo mundo, el cual era sobre la verga mas alta del barco. La otra versión relata que en España, en la época de la colonia, las mejores " vergas" se fabricaban en la región de Triana, de ahí que los marineros reconocían en sus embarcaciones una buena verga y reconocían con mucho orgullo que era una "verga de Triana".

Quizás, si en lugar de haber sido Rodrigo de Triana quien en la verga de La Pinta descubriese tierra hubiese estado Nicolas Maduro en la verga del Socialismo, se justificaría que hoy en día fuera tan común decir " la verga de Maduro"; estaríamos acostumbrados a creer que los espejos son mas valiosos que las joyas, habrían parques y plazas venerando al Socialismo, y yo no me estuviera haciendo estas preguntas que al final no me llevan a nada. Y al final, seria una expresión positiva el decir "que buena verga la de maduro!"

viernes, agosto 22, 2014

Dicotomía Venezolana: Guerra y Unidad

LA GUERRA ES PAZ
LA LIBERTAD ES ESCLAVITUD
LA IGNORANCIA ES PODER

En Venezuela, según el gobierno, vivimos en Guerra. Guerra económica, guerra a la corrupción, guerra al imperio, guerra al contrabando, guerra al capitalismo y últimamente, guerra a la Unidad.
Por otro lado, tenemos una Unidad en guerra, y una guerra por la Unidad. Total, que de un tiempo para acá todo lo que nos rige tiene que ver o con la guerra, o con la unidad, o con cualquier forma de combinación entre ambos conceptos.

La guerra es bastarda. Bastarda porque no tiene apellido, y si se le coloca, no hay apellido que le quede bien. Guerra es Guerra. Es un enfrentamiento entre dos partes opuestas. Y para un pueblo como el venezolano que no ha vivido en guerra desde hace 200 años, la guerra es solo un argumento para una buena película. Por eso es que nos quedamos tan tranquilos ante la insistencia de que estamos en guerra, simplemente porque no sabemos lo que ese concepto es.

La Unidad es la propiedad que tienen las cosas de no poder dividirse ni fragmentarse sin alterarse o destruirse. En Venezuela el termino está como secuestrado por el ámbito político, ya que definirse en unidad se interpreta como perteneciente al conjunto de personas "unidas" por el deseo de un cambio de rumbo. En mi criterio, mas que unidad, a eso debería llamársele "cambio" o cualquier otro epíteto, pero no unidad.
La unidad siempre será un prefijo positivo a cualquier palabra o concepto. "Unidad democrática" suena muy bien, aun cuando no se haya logrado tal fin; "unidad socialista", "unidad pragmática" y hasta "unidad nazi" suena bien. El problema está cuando se quiere aprovechar el termino de la unidad sin considerar las implicaciones intrínsecas. Unidad no es "estar juntos". Unidad es ser indivisibles en el tiempo a pesar de cualquier circunstancia.

No se trata, entonces, de decidir si estamos en guerra o en unidad. Se trata de contar con la libertad de poder decidir, simple y llanamente, sin preocuparse por consecuencia alguna, todo a la sombra de un sistema político que asegure el bienestar de todos y cada uno de los venezolanos por igual.

La realidad venezolana se parece cada día mas a lo escrito por George Orwell en su libro 1984. En el libro, se puede leer:

"...Se espera que hasta el mas modesto de los afiliados al Partido sea competente, trabajador y hasta inteligente, dentro de los limites estrechos, pero también se requiere que sea un fanático iluso y crédulo, en cuyo humor prevalezcan el temor, el odio, la adulación y un triunfalismo frenético. En otras palabras, es necesario que tenga una mentalidad apropiada para un estado de guerra. No importa que la guerra acontezca en realidad porque, como no es posible una victoria decisiva, tampoco importa si la guerra va bien o mal. Sólo se requiere que exista un estado de guerra..."

En un resumen del libro se encuentra la siguiente información:

El Partido es la organización a la que han de pertenecer todas las personas, a excepción de los "proles", que con todo, constituyen la inmensa mayoría de la población. Estos últimos están mantenidos en la miseria más abyecta, pero se les entretiene de diversas formas por parte del Partido para preservarlos contentos en su situación. Prácticamente sólo saben obedecer órdenes y se los considera incapaces de rebelarse; se les conceden los mismos derechos que a los animales y, de hecho, la Policía del pensamiento apenas los vigila: «a los proles se les permite la libertad intelectual porque no tienen intelecto alguno».
La familia es apenas tolerada por la ideología del Partido; es una práctica común la denuncia de traición al partido por parte de hijos pequeños a sus padres.
Los lemas del Partido son:
"Guerra es Paz, Libertad es Esclavitud, Ignorancia es Fuerza"
En la novela un miembro del Partido, O'Brien, explica su significado, invirtiéndolos.
  • La Guerra es Paz: ya que la guerra provoca que los ciudadanos no se levanten contra el Estado ante el temor al enemigo; de esta manera se mantiene la paz. Por eso O'Brien dice que su verdadero sentido sería: "Paz es Guerra"
  • La Libertad es Esclavitud: pues el esclavo se siente libre al no conocer otra cosa, de este modo; "Esclavitud es Libertad"
  • La Ignorancia es Poder: debido a que la ignorancia evita cualquier rebelión contra el Partido, por lo cual "El Poder es Ignorancia", concluye O'Brien.

A la luz de lo indicado hasta ahora, se hace evidente la intención de mantenernos imbuidos en el concepto de guerra. Para todo estamos en guerra, incluso por y para la unidad. Por ello, se hace urgente olvidar ese concepto, no comportarnos como en guerra contra estar en guerra, y simplemente estar en Paz. Solo cuando lleguemos a ese punto, lograremos reconocernos como pares y unirnos para mantener el estado sociopolítico que decidamos. Porque si seguimos como vamos, solo seguiremos siendo parte del proceso de acompañamiento por la guerra, en lugar del de unidad por la paz.

domingo, agosto 10, 2014

La culpa es de los "ismos"

Quisieron convencernos que era el capitalismo
Que era mas malo que el diablo mismo
Captaron la atención apelando al golpismo
Para luego jurar su vida por el socialismo

Se mezclaron las cosas con algo de comunismo
Para ver como el poder se basaba en el consumismo
Se creyeron ellos mismos el cuento del chavismo
Para terminar cual artista haciendo impresionismo

Ahora resulta que la culpa es del fascismo
Nada han podido hacer por culpa del imperialismo
Creen que todos sufrimos de estrabismo
Que mamamos dedo, y practicamos idiotismo

Van a tener que saber de alpinismo
Así como también ser expertos en atletismo
Porque cuando se nos pase el empacho de platonismo
Van a saber lo que de verdad es Bolivarianismo

sábado, agosto 02, 2014

Invasión Silenciosa

Sus noches se iban pensando en todos los que habían llegado. No había un momento, un segundo, en que no llegaran. Cortos, largos, importantes, absurdos. Incluso los que no eran de su atención, llegaban sin tregua. Parecían inútiles todos los esfuerzos por controlarlos. Y, todos a su alrededor sufrían el mismo mal.
Con el avance del tiempo, por extrañas circunstancias surgían medios de dominación mas especializados. Ya el campo de batalla no estaba restringido a las horas hábiles, sino que lograba extenderse a la casa, el cine, incluso a los momentos mas íntimos que se dan en el baño. La dominación se hacia palpable al observar a tantos con las cabezas gachas, las manos como atadas. Aquellas cabezas que en todo momento, incluso en las horas de atención laboral, se mantenían erguidas, orgullosas, manteniendo la actitud de alerta ante las circunstancias de la tranquila vida que llevaban. Y las manos... Las manos que tanto hacían.  Las manos que en plena libertad transmitían amor, generaban orgullo, producían tanto como para sentir una vida plena, ahora perdían su movilidad, producían dolor al mantenerse estáticas sirviendo de apoyo al mecanismo perfecto de dominación.

Luego, comenzaron las víctimas. Infartos fulminantes, accidentes de transito, aéreos, y asesinatos por despojar de aquellos aparatos por doquier. La vida pierde valor ante la necesidad popular por aquel mecanismo de dominación perfecto. Aprovechando los gustos y hobbies, se convierte la dominación en el día a día de cada ser humano del planeta.

Mientras lucha contra el trasnocho, suspira viéndose totalmente sumiso ante el invasor silencioso. Recuerda como en la oficina el y todos cuantos trabajan, independientemente de su función o área, sucumben al yugo. Antes de apagar la luz de su mesa de noche, se voltea y ve en la mesa de su esposa como otro invasor reposa silente mientras absorbe la energía que necesita para continuar su trabajo de dominación. Apaga la luz, y en lo que empieza a sentir el sueño, una señal emana de sobre su mesa de noche, emitiendo uno de tantos sonidos que indicaban la esclavitud a la que estaba sometido. Un nuevo suspiro, mientras con el corazón acelerado pensó: llegó otro correo...