sábado, enero 16, 2016

Camino a Santa Ana


Fuente: Wikipedia
Ayer, 15 de Enero, día del Maestro, tuve la oportunidad de ser parte de una de las mayores y mas importantes lecciones de los ultimos 20 años en Venezuela. Debo confesar que estuve a punto de perdermela, ya que al principio solo escuchaba el mismo discurso desgastado, retrógrado y anquilosado de un Presidente que ha estado en el poder por al menos 20 años, y aún pretende convencer que el desastre que vive Venezuela se debe a factores inexistentes como "la guerra económica", "guerra no convencional", y otros más propios de la mala intención de los enemigos de la Liga de la Justicia. Cuando finalizó la agobiante y deprimente presentación, solo comparable con aquellas clases de Física 11 en las cuales me dormía en mi pupitre, vino la segunda parte, y con ella la verdadera lección.
Obviamente, en Internet y todas las redes sociales se pueden encontrar todos los detalles, opiniones, "memes" y demás acerca de lo que fué el discurso de Henry Ramos Allup. Para mi lo mas importante no es tanto lo que dijo, que ya es bien arriesgado expresarlo de esa manera ya que definitivamente no hubo ni una palabra, ni un espacio de desperdicio; Para mi lo mas importante fué la oportunidad de presenciar, en vivo, lo que significa un acto civilizado de intercambio político. No hubo chanza, burla ni menosprecio del discurso del Presidente. No hubo reacción, ni respuesta, ni oportunidad para que los acólitos del "Eterno" desarrollaran sus embasurantes "jorgerodrigadas". No! Por el contrario, hubo un discurso que aprovechó la oportunidad de decirle al Presidente, literalmente en su cara, los problemas que necesitamos todos los venezolanos que sean atendidos. Un discurso que pudo lidiar con la inmadurez de los diputados oficialistas, expresado de la manera en que todos los venezolanos lo sentimos. Y lo más importante, es que al final, abre las puertas al diálogo, a la reconciliación, expresando la voluntad y disposición de la nueva Asamblea por trabajar, en conjunto, en la recuperación del país, así como en la reconciliación nacional.

Poco antes de que se eligiera la nueva directiva de la Asamblea Nacional, muchos amigos, la mayoria alrededor de la mitad de mi edad, me indicaban su desagrado por la posibilidad de que se eligiera a Ramos Allup como Presidente de la misma. A todos, sin duda alguna, les indiqué que por el contrario, yo consideraba que él era el indicado para poder llevar el proceso hasta el siguiente nivel en el camino de la recuperación (en todos los sentidos). Hoy, me siento muy satisfecho de estar en lo cierto. No soy "fan" de Ramos Allup, pero si un Venezolano que siente que, de seguir así, tendremos la oportunidad de recuperar nuestro país con la ayuda de todos, ya que todos somos parte de nuestro país.

Aún falta mucho. Esto es solo el comienzo, pero es, en mi concepto, un muy buen comienzo. Considero que estamos en camino a lograr la formalización de un acuerdo de entendimiento nacional, indispensable para poder recuperarnos. Un acuerdo que limpie, literalmente, el camino de polvo y paja, y permita enfocarse en lo realmente necesario.

Cuando Bolívar y Morillo firmaron el Tratado de Regularización de la Guerra allá en Santa Ana de Trujillo, la guerra no finalizó, Pero a partir de ese momento toda hostilidad estuvo enmarcada en ese Tratado. Si seguimos así, podríamos llegar a ese punto de establecer las reglas del juego, y a partir de allí, si los actores lo respetan, podremos comenzar a pensar en un futuro de prosperidad para todos.
Por ahora, todo indica que estamos en camino, pero con esfuerzo y constancia, llegaremos, Dios mediante, de nuevo a Santa Ana...




sábado, enero 02, 2016

Curriculum Socialis

Hoy en día me impresiona como nos hemos vuelto unos esclavos de la información y la tecnología. Eventos que en el pasado ni siquiera existían, hoy en día son, incluso, motivo de temores y de acciones desesperadas. Quien se preocupaba, por ejemplo, por cuántos periódicos se imprimían al día? La única forma de saber cuántos discos vendía un artista era cuando le daban un disco de oro, de platino, de titanio o de cualquier otro material exótico. Quien contaba cuantos amigos tenía? Era eso importante? Pues ahora si. De hecho, llegué a esta reflexión cuando anoté la cantidad de libros que voy a ler este año en un reto... y pensé: "entonces voy a leer por el reto y por acumular libros leidos? o, como siempre, porque me gusta?". Acumuladores... en eso nos hemos convertido, en acumuladores de números.

Ya vió lo que hace cuando el porcentaje de cualquiera de sus aparatos electrónicos está bajo? o cuando le queda poco espacio para almacenar fotos y/o videos? Todos, independientemente de la profesión, condición o lo que sea, somos expertos: sabemos de "megas", Porcentajes, cuanto tiempo duran 20 mAh, la velocidad a la cual se parte un teléfono de acuerdo al acelerómetro... Y por otro lado, estamos pendientes de cuántos amigos tenemos en facebook, cuantos seguidores en twitter o instagram; consideramos la calidad de un video por las veces que ha sido reproducido en youtube; un artículo nos parece interesante por la cantidad de veces que lo han retuiteado o "favoriteado". Y en mi opinión, como uno mas "entrampado", siento que esa es una conducta inducida a la cual simplemente reaccionamos. Como parte del enjambre, no puedo concluir si es algo bueno o malo, pero en lo personal, haciéndome consciente del hecho, quiero recuperar mi libertad... Quiero escribir porque siento la necesidad de expresarme, no para que suban mis estadísticas de visitas; que no me importe cuántos amigos tengo en Facebook, sino poder estar presente cuando cualquiera de quienes me consideran su amigo me necesite; no repetir lo que veo en twitter asumiendo todo como la verdad absoluta, sino validar la fuente y dar mi opinión en base a los hechos reales; disfrutar un video porque me llama la atención, no porque muchos dijeron que era bueno. No será fácil, lo sé, pero al menos debo intentarlo.

"Tiempo de Calidad". Eso es lo que nos merecemos. Comencemos dándonoslo nosotros mismos, para luego hacerlo con quienes nos rodean. Si está en un sitio, comience por sentirse que está allí, no en las 5 conversaciones del Whatsapp, ni en el sitio desde donde reportan el evento en twitter, ni en la sala de redacciones del periódico que sigue. Compartamos con quienes estamos, y mejor aún, demos el ejemplo de que si es posible. Es muy fácil tener una vida digital "exitosa", con miles de amigos, millones de seguidores, billones de visitas, y "likes". Hasta me imagino que alguien debe ofrecer el servicio. Lo difícil es lograr una vida, real, plena, de logros. Y para eso, como dice Silvio Rodríguez en su canción "Cita con Angeles", "Seamos un tilín mejores, y mucho menos egoístas".


PD: Y para que el tratamiento no sea de "shock", aquí dejo el enlace a la canción para que la vea en Youtube... 

jueves, diciembre 31, 2015

Mirando hacia el Futuro... Siempre!

En este momento me siento como quien va en una carrera y ya ve la meta, y comienza a recordar todo lo que hizo para llegar allí... Pero, aún falta esfuerzo por llegar a la meta!
2015 fué para mi un año muy interesante. Uno de mis mayores planes y para el cual me preparé mucho, fué el terminar un maratón. Me preparé con mucho esfuerzo y voluntad, y estuve como a 20 kms de lograrlo, pero esa pequeña molestia que me acompañó, y que, siguiendo el entrenamiento, de que si tienes un dolor y no se quita lo mejor es parar, terminó siendo, hasta ahora, una hernia discal en tratamiento. Ese fué un golpe duro. Pero así como pasan esas cosas, que al final no son mas que experiencias, tambien hubo metas alcanzadas, y por montón! Al final, mi balance es que aprendí que los zombies no son tan repugnantes como pensaba (vi todas las temporadas de Walking Dead y espero ansioso el final de la nueva); Siempre me consideré un lector empedernido, pero cuando comencé a dejarme llevar por otros medios de recepción, terminé siendo fan de los videos (TED talk, no dejen de verlos, TODOS!), y ni hablar de los Podcasts (al final dejaré la lista de los que escucho). Crecí en un ambiente donde se leía muchísimo, pero claro, no existían ni la dispoinibilidad de videos de hoy en día, ni mucho menos los podcasts, así que en lo que me dejé llevar, terminé aprovechando en un 90% mi tiempo, aunque a mi esposa no le agrada mucho que ande con los audifonos todo el tiempo puestos... Y del tiempo... cuánto no aprendí del tiempo! Finalmente entendí que una cosa es mantenerse informado y otra perder tiempo con la excusa de hacerlo. Las condiciones en las que vivimos en Venezuela nos presionan para buscar vias de mantenernos lo mas informados posible, sin embargo, el gran reto es llegar a la conclusion de que no hacemos mucho con estar informados, sin evaluar el medio, la fuente o la informacion que estamos recibiendo. En mi caso, logré despegarme muchísimo de Twitter y del tema político de Venezuela. Me estaba literalmente matando el Tsunami de información que rueda, que aún cuando pueda ser real, la mayoría está fuera del alcance de cualquier acción que ejecute. Aprendí a divertirme con el Facebook, y a no querer utilizar todo espacio en ring de boxeo político. Aprendí a expresar mis opiniones sin buscar atropellar las de los demás, aunque aún estoy en pleno proceso de aprendizaje...
Los temas a los que más tiempo les dediqué son El Exito y El Liderazgo. Convertí mi vida en un laboratorio en el que pude demostrar(me) que efectivamente el éxito no es más dinero o bienes materiales (aunque sin duda alguna ayudan a estar cómodo para disfrutarlo), sino la satisfación de las metas cumplidas, por lo cual, el secreto está en las metas que se establezcan. Y en cuanto al Liderazgo, tuve la suerte de contar, profesionalmente, con un equipo de trabajo que me dió la oportunidad de mostrar un camino, y acompañarme en el paso por el mismo, logrando sortear las vicisitides que se presentaron y terminar un año que se veía terrible con unos resultados extraordinarios. El Liderazgo no se trata solo de definir quien tiene las mejores habilidades, sino cuando se requieren las mismas en forma oportuna.

Como todo nuevo año, el próximo será de más retos y más aprendizajes! Tengo 5840 horas efectivas (dormir es una de las actividades mas importantes, asi que mis 8 horas diarias serán sagradas) para aprovechar, y entre mi lista está:

  • Publicar periódicamente en todos mis blogs. Este es todo un reto, inmenso, pero tengo suficiente material para lograrlo.
  • Comenzar un Podcast... tengo meses pensando y coordinando los detalles. Y por la emoción que me provoca a mí estoy seguro que le gustará a muchos también (quien no tiene quien lo meza, saca la pata y se empuja...)
  • Este año leí 37 libros de distintos temas... El año próximo continuaré leyendo a mi ritmo y aprendiendo de todo! (de hecho, esto me recuerda que escribiré un artículo de este vicio que ahora tenemos de medir todo "estadisticamente")
  • Retomar la preparación para terminar mi primer maratón en 2017.
Y por supuesto, parte de mi éxito se lo debo a mi familia. A mi Esposa y a mi Hija, quienes con inmensa paciencia me apoyan tanto. Todo lo logrado y por lograr no sería posible son ellas.

Pensaba yo que hace 20 años, en un día como hoy el horizonte de planificación no pasaba de las actividades del día y, quizás, del día siguiente. En la medida en que nos hacemos conscientes de lo importante que es el tiempo, y de esa lucha por aprovecharlo de la mejor manera, sabiendo que no es infinito, nos hacemos mas precisos y cuidadosos con el mismo. La canción "Antes de que cuente diez" (de Fito y los Fitipaldis) tiene una parte que me viene como anillo al dedo en este momento:

Lo que me llevará al final
serán mis pasos, no el camino
No ves que siempre vas detrás
Cuando persigues al destino

Exito a todos, y que la fuerza los acompañe en este nuevo año por estrenar!

--------------------------------------------------------------------------------------
Aquí les dejo los podcasts que escucho. Relamente no tienen un orden especifico, todos me gustan y ofrecen informacion muy util por igual.

domingo, diciembre 13, 2015

El mantel de Navidad

Mi mamá siempre tuvo muchas habilidades para la costura. Viviendo en Trujillo, le llamó mucho la atención el uso de la lentejuela y el canutillo especialmente en los adornos navideños, por lo cual un día decidió comenzar a hacer un mantel de navidad. Ese año no estuvo listo, y al final de la época decembrina (más o menos por marzo) guardamos lo poco que había avanzado. Así, año tras año, cada diciembre salía el mantel, avanzaba un poco pero no lo terminaba. Cuánto nos reíamos cuando la veíamos aguja en mano cosiendo el mantel. Un año, pusimos la mesa en una esquina para poder poner lo poco que estaba avanzado, hasta que el fieltro blanco se puso amarillo, y los ratones y cucarachas hicieron de las suyas.

Cuánto recuerdo esos momentos, en que nos reíamos y disfrutábamos juntos...


Por años y años, nos acompañó
Parte de nuestra mesa en muchos diciembres adornó
Jamás podré olvidarlo, es la pura verdad
Cuantas veces nos reímos por tu mantel de navidad

La idea apareció cuando estábamos en Trujillo
Siempre nos deslumbró la lentejuela y el canutillo
Un día decidiste comprar el fieltro blanco
Y comenzaste a construirlo con esperanza y encanto

Cada navidad avanzabas con poco
Pero no lo suficiente para mostrarlo todo
Llegado el momento la mesa movías
Para sólo mostrar del mantel una esquina

Y el tiempo pasó y el blanco fue mermando
Siempre pensamos que lo veríamos terminado
Pero la tela cedió ante el paso del tiempo
Y sólo un trozo quedó con figuras de adviento

Pero nunca pasará ese hermoso recuerdo
De cuánto disfrutamos trabajando en ese invento
Siempre lo recuerdo con mucha intensidad
El tiempo que pasamos haciendo el mantel de navidad

domingo, noviembre 22, 2015

Voto, luego elijo


En Venezuela hemos sido expuestos a una realidad distorsionada, según la cual, mientras mas votemos mas democrático es nuestro gobierno, pero la experiencia de los ultimos 20 años deja muy claro que no ha sido así. Actos electorales llenos de dudas, vicios, manipulaciones y amenazas definitivamente alejan de ese concepto ideal de "Democracia". En ese proceso, nos hemos acostumbrado, como resultado de un proyecto conductista, a ir a votar. Hemos ido simplemente a votar con la falsa promesa de que al hacerlo obtendremos lo que necesitamos para vivir "con la mayor felicidad", pero nuestras condiciones actuales definitivamente dejan claro el engaño al cual hemos sido sometidos. 

Votar es el acto de "emitir un voto". Para votar, se desarrolla una infraestructura que permite ejercer ese acto. Para votar no hace falta mucho, desde el punto de vista intelectual o físico. Pero, elegir, ya es otra historia. Al elegir se indica una preferencia, basado en algún (o algunos) parámetros. Quien elige se mantiene alerta y hace seguimiento para validar si su elección fué o no la correcta, y llegado el momento, elige nuevamente en función de los resultados y sus conclusiones. Hay una diferencia muy grande e importante entre "elegir" y "votar". Votar es el medio, Elegir es el fin.
Este 6 de Diciembre tenemos la oportunidad de ser parte del cambio de nuestra historia. Necesitamos una Victoria electoral, que gritará a los cuatro vientos que ya no queremos seguir viviendo en esta paupérrima situación en la que estamos, y para eso, necesitamos TODOS ir a Votar. Necesitamos Votar por la opción del cambio. Necesitamos entrar al camino por el cual llegaremos a ser el país que realmente somos.

En este momento, necesitamos simplemente ir a Votar, para poder tener la opción, en el futuro, de poder Elegir. Solo de esta manera podremos regresar al acto de Votar la grandeza de permitirnos ejercer nuestro derecho a Elegir, cercenado actualmente detrás de tecnicismos y triquiñuelas electoreras.

En los ultimos años, nos han robado la visión de futuro. Nos lo han convertido en la preparación física para estar en una cola de acuerdo al número de cédula; o en la angustia de ver el rollo de papel "tualé" acabarse sin esperanza de poder reponerlo; pero peor aún, en ver como nuestra gente, nuestros niños, se van muriendo de desnutrición al no poder tomar leche, comer huevos, probar granos... Nuestro Futuro está más cerca que nunca: lo tenemos en la punta de nuestros dedos


Foto: Rafael Macadán

domingo, noviembre 08, 2015

La Tortura del Reciclaje

Termina uno de comerse una galleta, y comienza a buscar donde botar el envoltorio. Se mira en todas direcciones, y finalmente se ve un "pipote" de basura. Al acercarse, oh! Sorpresa! Hay un aviso encima que dice "desechos reciclables"... Empieza el martirio. Acompañando el aviso hay 4 símbolos de las flechitas: uno azul, uno rojo, uno verde y uno amarillo y en todos los idiomas. Se sabe que cada color corresponde a un tipo de material, pero si están todos los colores, pues entonces todo lo que sea reciclables va ahí. Decidido se procede a botar el papelito, pero justo antes de uno alguien más se acerca, también con actitud decidida, y a ultimo momento se arrepiente, mira a los lados con desesperación, y termina metiéndose el desecho en el bolsillo de su pantalón. La duda surge, lo que se quiere, necesita botar, debe ir ahí? La lógica conlleva a pensar en que si hay un depósito para desechos reciclables, debe haber uno para no reciclables. Con cara de "yo no fui" se pasea por él área en búsqueda de tal elemento, pero no, nada, todos los depósitos dicen igual. Entonces uno piensa que bueno, si se puede botar cualquier desecho reciclable, pues el que se carga en la mano también puede ir allí. Pero... Realmente es reciclable? La publicidad hace su efecto y se piensa: "qué pasaría si un delfín se traga este papel?". La escena es de terror. Incluso escucha uno retumbar en la mente los chillidos del pobre animal atravesando los mares y océanos, como una prueba sorda que apunta a su asesino... No! Pero ya va, los delfines se salvan por desechos reciclables o biodegradables? Que vaina! Él no haber prestado atención a la tipa buenota que explicaba los detalles con su ajustada ropa hecha con materiales desechables? Biodegradables? Reciclados? Ya el papel hace sudar la mano que lo aguanta. Entonces, reciclable, biodegradable. Se revisa la bolsa a ver si tiene una instrucción para desecho. Se descubre que tiene material radioactivo, que no contiene gluten (asumo que es el contenido, no el empaque), que tiene 150kCal (en base a una dieta diaria de 2000), todos los sitios donde lo hacen están con una letra mínima que requiere esfuerzo para leerla pero es necesario porque puede estar ahí, embutida, la instrucción de desecho. Pero nada. Ya no sólo suda la mano, sino la frente. Algo se debe poder hacer en paz y sin ofender ni matar ni afectar a nadie! Pero no, nada surge de la sinapsis ya fatigante.

Al final, queda en el bolsillo del pantalón. Pantalón que será lavado con jabón biodegradable (del que tiene la figurita del delfín), y el papel saldrá y terminará con toda seguridad en el mar, y cuando este viendo la televisión seguro algún programa en Discovery Channel mostrará cómo salvan a una tortuga milenaria al sacarle de la nariz el empaque que, meses antes, no hubo manera de desecharlo adecuadamente por falta de información o de aprendizaje.

sábado, octubre 10, 2015

Venezuela: Sentencia Condicional



La incertidumbre acompaña al ser humano desde aquellos días en que comenzó a hacerse consciente de su existencia. En el tiempo, se han desarrollado teorías, técnicas, estrategias y toda clase de información al respecto, quizás con el objetivo de reducir su impacto en la vida de cada persona que habita la tierra. Nuestro desarrollo va íntimamente relacionado con la capacidad de manejarnos en ella, habiendo personas con mayor tolerancia a su exposición, y otras que simplemente colapsan ante el solo hecho de mencionarla. Pero, inevitablemente, siempre está presente.

En Venezuela, como en cualquier otro país, la incertidumbre está presente. Pero en los últimos años, los venezolanos nos hemos visto sometidos a unos cambios radicales en cuanto a la exposición a la misma se refiere. La gran diferencia está en el nivel de supervivencia al que corresponde la incertidumbre que nos apremia día a día. Así, haciendo uso de lo que se define como Sentencia Condicional en el ámbito de la lógica y la programación, a continuación planteo lo que significa, en mi concepto, un día en la vida de muchos venezolanos.

Si hay agua entonces
 Si tengo jabón entonces
  Si tengo pasta de dientes entonces
   Si no consigo cola en la via entonces
    Si no me roban en el camino entonces
     Si veo una cola por productos basicos entonces
      Si no me botan en mi trabajo por estar en la cola entonces
       Si es el dia que le toca al ultimo numero de mi cedula entonces
        Si luego de muchas horas no se acaba el producto entonces
         Si no explota una granada por el sitio donde voy pasando entonces
          Si me alcanza el sueldo entonces
           Si consigo lo que necesito en el supermercado entonces
            Si regreso de nuevo a la casa entonces
             Si me reencuentro con toda la familia entonces
              Me preparo para comenzar de nuevo la rutina mañana
             De lo contrario
              Dependiendo del "si" que haya fallado, me recupero y salgo a seguir en la lucha
             Fin
            Fin
           Fin
          Fin
         Fin
        Fin
       Fin
      Fin
     Fin
    Fin
   Fin
  Fin
Fin

Los Venezolanos nos destacamos por salir adelante a pesar de cualquier circunstancia adversa que nos toque enfrentar. Hasta ahora, hemos vivido de las peores épocas en nuestra historia (sin estar en guerra). Mantener la frente en alto es imprescindible, y acudir al único medio de cambio que tenemos a la mano: el voto.